martes, 1 de marzo de 2011

Assault on New Olympus y The New Prince of Power, de Greg Pak y Fred Van Lente

Dos tomos más en la historia del señor Hercules que Pak y Van Lenthe llevan contando durante ya hace tres años y, desde mi punto de vista, haciendo de ella una de las mejores colecciones de Marvel en la actualizad de lejos. En el primero de estos tomos que comento, Assault on New Olympus, termina la actual encarnación de la serie The Incredible Hercules, con el número 141 (recordemos que la serie como tal, empieza en el número 112, al sustituir Hercules a Hulk en la serie durante la World War Hulk, mientras el segundo tomo, The New Prince of Power, incluye las miniseries y especiales Hercules: Fall of an Avenger y Heroic Age: Prince of Power, donde Amadeus Cho toma mayor protagonismo tras el final de la colección de Hercules.

Y, si bien el segundo tomo es algo inferior a los que hemos visto de la serie en sí (un par de detalles y Thor escrito de forma... extraña, cuando ya ha salido en la serie y no cantaba tanto), ambos tomos no hacen sino confirmarme que ésta es una de esas colecciones que no vende, seguro, lo que merece su calidad. Los guiones del dúo tienen muchas cosas que alabar: humor omnipresente e inteligente; una historia escrita con sumo cuidado, inteligencia y mucho conocimiento de todo lo ocurrido en la historia del Universo Marvel; un uso ejemplar e integración de la mitología como elemento enriquecedor de tramas y herramienta para sentar las bases de personajes; acción entretenida y habitualmente (no siempre) muy lejos de los tópicos; un trabajo con los personajes muy  interesante y cuidadoso que termina construyendo personajes más complejos de lo que aparentan; buen uso de personajes que siempre andan por ahí pero no se suelen aprovechar; momentos dramáticos bien planeados y nada gratuitos; entretenimiento... Al final, lo que quiero decir, es que es una colección que da gusto leer siempre. Por eso también comentaba que el segundo tomo es algo inferior, pero no porque sea malo, sino porque en algunos momentos está un escalón por debajo. En otros, simple y llanamente es lo de siempre e igual de bueno.


Un tema que siempre me ha parecido mal de la serie es el dibujo. No porque sea malo, porque tiene una media que ya querrían otras colecciones, sino porque peca de una falta de continuidad muy evidente, con baile de dibujantes que, si bien nunca cae en la mediocridad, va desde lo muy bueno a lo normalito, aunque en general siempre bien narradp. Cómo no, me gustaría que una serie tan buena tuviera un dibujante genial y regular, pero bueno, sinceramente, la colección de profesionales que andan siempre por la colección hace un trabajo encomiable y nunca impiden el disfrute del guión. Y eso como mínimo. En los tomos que nos ocupan, la tarea recae sobre Rodney Buchemi (creo que sí que dibuja en este caso el tomo entero), Reilly Brown y Ariel Olivetti, de estilos bastante diferentes, la verdad, pero ninguno hace un mal trabajo.

En fin, en España siguen publicando la serie (no sé si con algún tipo de periodicidad, pero sí sé que jodiendo las sorpresas sacándola a destiempo), por lo menos, así que si queréis leer una serie de Marvel sólo, leeros ésta: pasa por todos los puntos que tienen importancia en el universo al que pertenece a su modo, con humor, inteligencia y un grupo de grandes personajes. No la dejen de leer pensando que no tiene protagonistas famosos: ¿cuántas veces nos hemos equivocado con semejante argumento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada